Si alguna vez has estado en Roma, te habrás fijado seguro en el Panteón. 

La primera vez que lo vi me quedé asombrado. La grandeza y esplendor con la que se alza este edificio del sigo II entre las calles comerciales de la capital italiana, me dejó sin palabras. 

Lo que más me llamó la atención fueron sus columnas. Si te sitúas justo enfrente, te asombran las 8 columnas que sustentan el frontispicio. Sin ellas, el frontispicio no aguantaría, ni tendría ningún sentido. 

Llegados a este punto, te estarás preguntando si estamos haciendo una clase de historia. 

No exactamente. 

Y como supongo que te imaginas, todo este discurso sobre el Panteón tiene algo que ver con la Industria 4.0. 

Efectivamente. Pero tendrás que saber de qué hablo mirando el vídeo de hoy. 

Sólo te voy a dar una pista. Que sean dos: 

  • La primera: en la Industria 4.0 también hay “columnas” 😉 
  • La segunda: si ves el vídeo hasta el final te muestro una de extra.