Hace poco un cliente me preguntaba qué es lo que estaba haciendo mal porque, en su día a día, las horas le pasaban volando y tenía la sensación de no haber hecho nada.

¿Te suena esta sensación? Algo me dice que sí. 

Mi respuesta fue clara: tienes que aprender a priorizar.

Y le hablé del expresidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower.

¿Y qué tiene que ver un expresidente de los Estados Unidos con la priorización de las ideas? 

Mucho, ¡muchísimo! Eisenhower fue el creador de una matriz que, en mi opinión, es la base para poder priorizar las ideas. 

Te avanzo una buena noticia: gracias a esta matriz, te liberarás de la carga que te suponen algunas de las tareas que más pereza te producen. ¿Quieres saber cómo?

Te invito a ver el segundo vídeo que he preparado sobre la priorización de las ideas.