Cuando hablamos de Industria 4.0 inevitablemente pensamos en datos. 

Es cierto que gracias a las tecnologías con las que contamos podemos obtener gran cantidad de datos. 

Pero ¡ojo!, si nos quedamos solo con los datos y no damos un paso más, no tenemos NADA. 

¿Por qué?

Pues porque los datos son como un diamante en bruto, es una maravilla tenerlos, pero hay que pulirlos para conseguir que sean útiles. 

Hay que darles sentido. 

Y esto se consigue paso a paso. 

En el vídeo de hoy te cuento cuáles son los estadios de madurez de los datos según el tratamiento que les demos. 

El objetivo último es llegar a lo que llamamos la sabiduría

¿Te apetece saber cómo puedes aportar sabiduría a tu empresa?

Dale al play y te lo cuento todo.