En la naturaleza, cuando convergen dos ríos, se forma uno de nuevo. No se trata de una simple suma, de 1+1, se trata de un elemento nuevo, con una entidad concreta. 

Igual que cuando se mezclan dos colores, como el azul con el amarillo, que resulta un color nuevo: el verde. 

A estas alturas no creo que te hayas percatado aún de qué hablo. 

Pero seguro que imaginas que hablaré de la unión de dos conceptos del entorno de la Industria 4.0. 

Efectivamente. 

¿Quieres saber de qué te hablo? 

Dale al Play!